Educación

Juguetes que ayudan al desarrollo de la psicomotricidad fina

Written by admin

Es normal que a los niños les gusten más unos juguetes que otros y está claro que todos van a aportar algo en su aprendizaje, de una u otra manera, pero hay algunos juguetes que ayudan especialmente en el aprendizaje de la psicomotricidad fina.

A partir de los tres años los niños comienzan a ser capaces de tener movimientos más controlados con sus manitas y con sus dedos, es por ello que este es el momento ideal para regalarles estas divertidas herramientas que os voy a contar.

La plastilina

Algo tan sencillo como un trozo de masa uniforme que ellos pueden moldear a su antojo les aportara muchísimo. ¿Cómo trabajamos la psicomotricidad fina con plastilina? Podemos hacer gusanitos y bolitas, después unirlos o aplastarlos y volverlos a hacer.

También podemos hacer diferentes figuras con los moldes que traen las plastilinas, introducirla en botes pequeños y sacarla de ellos, etc. La cuestión es que trabajen con sus pequeñas manitas y dedos, así aprenden mientras juegan.

Lápices de colores

Una de las principales actividades que podemos realizar para ayudar en el desarrollo de la psicomotricidad fina es la de dibujar y colorear. Desde el momento en el que intentan agarrar en lápiz hasta que comienzan a dibujar están usando las manos y los dedos.

Además no solo les ayuda, sino que nos aporta información a los padres de cómo va aumentando sus habilidades psicomotrices ¿Cómo? Cuando los niños comienzan a usar un lápiz hacen unos trazos enormes, rectos y sin control, a medida que su psicomotricidad fina aumente os iréis dando cuenta de que primero comienza a hacer grandes circunferencias y que cada vez ese trazo grande y descontrolado será más pequeño y definido, hasta llegar a la escritura y dibujo.

No tengáis prisa, que es una habilidad compleja que aprenderán con el tiempo y no hay que agobiarles.

El juego de pescar peces

Es un juego rudimentario y económico, pero que aporta muchísimo a un niño. Os explicaré primero que el juego consiste en pescar unos pequeños peces de madera que se encuentran dentro de una pecera con una cañita de pescar que en vez de anzuelo lleva un imán que se pega a una zona de metal que tienen los peces.

En principio los niños intentar pescar los peces cogiendo la caña con una mano y el anzuelo con la otra, pero con un poco de paciencia y jugando con ellos podemos ayudarles a hacerlo bien.

Este juego no solo aporta a la psicomotricidad fina, también a la capacidad viso espacial, ya que ellos tienen que ser conscientes de donde se encuentra el pez para poder acercar la caña y el anzuelo/imán lo más posible y poder pescarlos.

El ábaco

Este juego no solo sirve para aprender a contar, podemos ayudarles en su psicomotricidad fina pidiéndole que pase las bolitas de una en una o de dos en dos.

Le podemos echar un poco de imaginación, contarle a nuestro hijo/a que cada bolita es un patito y que la comida esta en el otro extremo, así que él/ella los tiene que ir pasando al otro lado de uno en uno para que puedan comer.

Los puzles y los cubos de formas

puzzle para practicar con niñosAl tener que encajar una determinada pieza en un determinado lugar consigue que sus movimientos tengan que ser precisos y lentos, además les aporta capacidad viso espacial y un buen razonamiento al tener que analizar donde va a colocar cada pieza.

Todos estos juguetes son económicos y los podéis encontrar de innumerables marcas, colores y formas, además son juegos en los que podemos participar los padres y así crear un momento divertido en familia.

¿Qué juguetes utilizáis vosotros para desarrollar la psicomotricidad fina de vuestro hijo?

 

About the author

admin

Leave a Comment