Embarazo

Gente tóxica: Tipos e identificación

Written by admin

Relacionarnos con otras personas forma parte de nuestra vida habitual. Somos seres sociales, en mayor o menor medida, y por lo tanto pertenecemos a una determinada comunidad o grupo de personas.

Dentro de este grupo de personas, con el que nos relacionamos habitualmente, existen unosindividuos más cercanos, como pueden ser los familiares o amigos, y otros menos allegados, como son los conocidos o compañeros de trabajo, entre otros. Todas estas personas que forman parte de nuestros día a día influyen en nuestro estado de ánimo y estabilidad psicológica.

Existen sujetos que nos hacen sentir bien, no hace falta casi hablar con ellos para que nos transmitan alegría, paz y buenas vibraciones. La cuestión es que con su simple presencia nos hacen estar cómodos.

Hay otro grupo, en el que se encuentra la mayoría de la gente con la que interactuamos, que no nos hacen sentir tan bien como lo hacían los del grupo anterior pero tampoco nos hacen sentir mal. Son personas que nos aportan información, ayuda, recursos, compañía, diversión… nuestra relación con ellos no es nada especial y tampoco nada negativo.

El tercer grupo, el que sería el grupo de la discordia, son aquellas personas que nos hacen sentir mal. Los individuos que componen este grupo son las llamadas personas tóxicas y se llaman de esta forma porque, de una manera u otra, con su sola presencia ya nos hacen sentir incómodos.

¿Quiénes pueden formar parte de este grupo de gente tóxica?

Dentro de este grupo puede estar cualquiera de las personas que nos rodean ¡¡Sí, cualquiera!! Puede ser un familiar (una madre tóxica o un hermano tóxico o incluso pareja tóxica), puede ser un amigo tóxico y, cómo no, también hay conocidos o compañeros de trabajo tóxicos. Que os quede claro que toda persona que tenga, más o menos, relación con nosotros puede ser tóxica.

¿Una persona que para nosotros es tóxica lo será para todo el mundo?

No, lo que es tóxico o negativo para una persona no tiene porque ser para otra, por esa misma razón alguien que a ti te perjudica enormemente no tiene porque perjudicar a otras personas. Aunque existen personas que son negativas para un gran número de individuos, eso no es lo normal y en la mayoría de los casos estas personas sufren algún tipo de problema mental, psicológico y/o de adicciones.

Tipos y grupos de gente tóxica

Podríamos decir que se dan una serie de características que cumplen estas personas tóxicasy a partir de estas características se clasificarían en las siguientes categorías:

Los manipuladores

Son individuos inteligentes, que cuando hacen alguna cosa negativa, a sabiendas de que es algo malo, “le dan la vuelta a la tortilla” de tal modo que te hacen sentir mal a ti. Terminas pensando siempre que tú eres el culpable de todo y que ellos son unas personas excelentes y maravillosas, que lo único que hacen es mirar por el bien de los demás. Siempre que estás con ellos, aunque sea un tiempo breve, te vas con mal cuerpo y te desestabilizan psicológicamente.

Los líderes

Lo de estos sujetos es muy curioso, esta clase de gente tóxica las solemos encontrar en lugares como el trabajo y similares. Suelen ser personas irrelevantes en el ámbito en el que están y, en cambio, hasta el jefe le hace caso en sus tonterías y acepta sus opiniones como algo valioso. Son personas que se dedican a meterse con el que no está (como os comento en este post) y, a través de sus artimañas, consiguen poner a unos en contra de los otros ¿Os habéis encontrado algún espécimen de estos en vuestro lugar de trabajo?

El mártir

Suele ser una persona con la que tenemos confianza y a la que contamos algún problema que podamos tener, pero siempre terminamos hablando de sus problemas, ya que su situación es siempre peor que la nuestra. Así que las conversaciones con ellos se resumen en que ellos nos cuenten a nosotros sus conflictos y lo inmensamente graves que son. Esta clase de persona produce mucha frustración en quien la sufre.

Los negativos

Son individuos a los que todo les ha salido mal en la vida, todo les sale mal ahora y todo les saldrá mal, o al menos es lo que ellos cuentas y transmiten. Solo cuentan lo malo que les rodea y no ven lo positivo en nada. Lo normal es que, con esa actitud, sea cierto que muchas de las cosas les vayan mal. El problema está en que transmiten esa negatividad a quienes les rodean y los desmotivan constantemente, haciéndoles creer que ellos tampoco van a ser capaces de nada.

Los envidiosos y comparadores

Son personas muy competitivas a las que, por regla general, nos les van las cosas como les gustaría. Por esa razón se dedican a compararse con el resto y desprestigiar todo lo que consideren que otro individuo tiene mejor que ellos, dejando en mal lugar las cosas buenas que los demás hacen o poseen. Así es como ellos consiguen sentirse mejor. Lo que ellos intentan liquidar, sin compasión alguna, pueden ser cosas materiales, relaciones sentimentales, cualidades de la persona o cualquier otra cosa que envidien.

Estos individuos tóxicos de los que hablamos pueden pertenecer a una o varias categorías, según el lugar, las circunstancias y la situaciones en las que nos relacionemos con ellos.

Po último, comentaros que existen dos síntomas muy claros que se dan en las personas que sufren a esta gente tóxica:

El primero es que no nos apetece verlos y quedar con ellos, nos hace sentir mal o incómodos antes incluso de estar presentes.

La segunda reacción es la sensación de cansancio extremo que se produce después de estar con ellos, ya que este tipo de personas son auténticos “vampiros de energía” y nos harán sentir agotados aunque haya sido una velada tranquila.

¿Os habéis topado alguna vez con gente tóxica? ¿A qué categoría pertenecían? ¿Cómo os hacían sentir? Y sobre todo ¿Qué hicisteis para liberaros de ellos?

About the author

admin

Leave a Comment